Compartir esta nota

CDMX, JULIO 12, 2021.- En lo que va de la Administración de Andrés Manuel López Obrador, al menos 56 activistas han sido asesinados en México, publica el diario Reforma.

De acuerdo con la organización Frontline Defenders, en 2019 fueron asesinados 24 defensores de derechos humanos y en 2020 otros 20; mientras que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) contabiliza, en lo que va de este año, 12 activistas más ultimados.

Sin embargo, la cifra del 2021 podría ser mayor, ya que al cotejar los reportes de activistas asesinados generados por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y la organización Derechos de los Pueblo Indígenas Internacional (IPRI), se obtiene una lista de 19 víctimas.

Los crímenes de este año se cometieron en Michoacán, Chiapas, Guerrero, Sonora, Oaxaca y Colima, entre otros estados.

“Hoy en día México es uno de los países más letales para la defensa de los derechos humanos, de acuerdo a nuestras cifras de 2020”, indicó Sandra Patargo, representante en México de Frontline Defenders.

“Esto es muy alarmante y al mismo tiempo no hay señales que las cosas vayan a mejorar este año”.

Agregó que Frontline Defenders tienen conocimiento de un caso en Jalisco que no ha sido denunciado, ni a las autoridades ni públicamente, ya que hacerlo ponía en riesgo a otros defensores que trabajaban con la víctima.

Mientras que la ONU-DH dio cuenta de otro caso distinto, que por los mismos motivos tampoco ha sido denunciado.

Explicó que las amenazas vienen del crimen organizado, pero además no se descarta la complicidad de autoridades.

Además hay casos de activistas desaparecidos, como sucedió en Oaxaca con Claudia Uruchurtu Cruz, quien fue privada de su libertad el 26 de marzo cerca del Palacio Municipal de Asunción Nochixtlán y después de ello no se ha vuelto saber nada de ella.

Los al menos 56 activistas asesinados en este sexenio eran defensores de diferentes temas, como el medioambiente, el territorio, los derechos humanos, de los pueblos indígenas o de la comunidad LGTBI+.

En su informe sobre agresiones a defensores en los años 2019-2020, la Red Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) documentó que los agresores suelen ser principalmente agentes del Estado, empresas o el crimen organizado, estos muchas veces en colusión con las mismas autoridades.

Sandra Patargo, de Frontline Defenders, destacó que desde la Subsecretaría de Derechos Humanos, que encabeza Alejandro Encinas, hay un esfuerzo importante por atender la situación de riesgo de los activistas.

“Pero no puede echársele toda la responsabilidad al Mecanismo de Protección y a la Subsecretaría de Derechos Humanos, tiene que ser un esfuerzo de todos empezando por la Presidencia”, acotó.

Es propaganda: AMLO

El presidenteAndrés Manuel López Obrador consideró este lunes que es propaganda de sus adversarios la información sobre asesinatos de activistasen México durante su administración.

Al ser cuestionado sobre la cifra deluchadores y luchadoras sociales que han sido asesinadas en lo que va de su Gobierno, López Obrador contestó que se trabaja para defender a las personas, pero que se ha contabilizado este número para calumniar.

“Es una propaganda de nuestros adversarios (…) Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo (…) Es que se contabiliza todo con la aplicación de la máxima del hampa de la política y del periodismo de que la calumnia cuando no mancha, tizna”, respondió.

Con información de El Financiero