Compartir esta nota

La exfuncionaria Cynthia Gissel García Soberanes envió a esta redacción una carta aclaratoria por la mención de su nombre en el reportaje sobre la red de corrupción que pasó de la administración de Francisco Vega, a la de Jaime Bonilla. La reproducimos a continuación:

Tijuana, Baja California; a 20 de marzo del 2021.

​​CYNTHIA GISSEL GARCÍA SOBERANES, mexicana, mayor de edad, en pleno uso de mis derechos civiles y políticos, atento a lo establecido por la fracción II del diverso 2 de la Ley Reglamentaria del Artículo 6 Párrafo Primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en Materia del Derecho de Réplica, solicito que se publique esta carta íntegra y en el mismo espacio que ocupó la nota que denominaron y cuya cabeza de título reza: “Conexión Camur: nexos de corrupción de kiko Vega con gobierno de Bonilla”.

​​Es el caso, que ustedes dicen ser un medio de comunicación veraz y a ello me atengo con mi petición, por lo que les hago saber que dentro de la publicación antes mencionada, en uno de los capítulos que nombran “Las redes entre funcionarios”, sin haber realizado investigación periodística alguna afirman sin fundamento y con ello me difaman cuando dicen: “Al inicio del gobierno de Jaime Bonilla, se destapa un escándalo de ´moches´, lo que le cuesta el puesto al Oficial Mayor Jesús Núñez …También sale Cynthia Gissel García Soberanes, secretaria del Bienestar. Ambos son acusados de cobrar ´moches´a nombre del mandatario estatal, una parte de ese dinero que el ejército dejó pasar por el punto de revisión de ´El Centinela´, una suma de 4.6 millones de pesos”.

​​Es pertinente aclarar conforme al derecho de réplica que me concede la Constitución, y por ello la razón de solicitar se publique un desmentido respecto de lo que afirmaron y que en lo futuro no me vuelvan a implicar en el asunto de mérito, lo siguiente:

1. Respecto de la noticia falsa que emitieron algunos medios de comunicación afirmando que solicité dinero a personas a cambio de favores en el gobierno de Jaime Bonilla, me permito decirle que ya demostré con suficientes pruebas ante la Fiscalía Estatal que ello no fue así y que se me implicó en un chisme burdo y barato; por lo cual se mandó al Archivo la carpeta de investigación.

2. En lo personal, tal situación no me costó el puesto ni fui despedida por el Señor Gobernador Jaime Bonilla; lo cierto es, como así lo hice saber en su oportunidad, que la suscrita presenté mi renuncia para permitir que las autoridades correspondientes estuvieran en total libertad de llevar a cabo las indagatorias útiles que esclarecieran los hechos, y a efecto de que luego no se dijera que entorpecía la investigación aprovechándome del cargo.

3. Dentro de la carpeta de investigación, se encuentra video que fue proporcionado por el H. Ejército Nacional, con una duración aproximada de 46 minutos, del que se desprende que por una “DENUNCIA ANÓNIMA” sometieron al vehículo de mi propiedad (que cuenta con placas nacionales y no de procedencia extranjera como se dijo) a una exhaustiva revisión, NO ENCONTRANDO algo anormal, ni drogas, ni armas, ni objetos de valor, ni dinero; por lo que permitieron el paso y libre tránsito de este.

4. Soy persona honesta y sencilla, no me mueven los cargos públicos para ayudar a las personas y tratar de entregar un mejor país a mis descendientes. Sigo realizando el trabajo altruista que siempre he desarrollado en la misma forma en que lo venía haciendo, en silencio, rápidamente, eficazmente, contundentemente y peleándome con los funcionarios de todos los niveles de gobierno; a fin de optimizar los niveles de vida de todos los ciudadanos y miembros de mí comunidad.

Reciba un saludo afectuoso, sabedora de que se hará la publicación aclaratoria y con la esperanza de que superaremos la pandemia que hoy nos azota.

CYNTHIA GISSEL GARCÍA SOBERANES
CIUDADANA COMPROMETIDA