Compartir esta nota

Carlos Lomelí Bolaños, Súper Delegado de Morena en Jalisco, es el centro de una red farmacéutica conformada por nueve empresas dedicadas a la venta de medicamentos que han compartido los mismos socios, apoderados legales, representantes e incluso domicilio en Zapopan, Jalisco, a pesar de que el funcionario solo reconoce como propias cuatro de esas compañías, publicó el portal Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad.

Ese grupo farmacéutico ha vendido miles de millones de pesos en contratos gubernamentales en siete años (2012-2019). Tan solo una de esas compañías, Abastecedora de Insumos para la Salud, Abisalud, ganó, en lo que va de 2019, más de 164 millones de pesos, adjudicados por el Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

Además, Abisalud firmó a finales de diciembre de 2018 un contrato más con otro gobierno surgido de Morena. Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz, le asignó directamente un contrato por 36 millones.

Al frente de Abisalud han estado José Hiram Torres Salcedo y Mario Vargas Lomelí, exsecretario y sobrino, respectivamente, de Carlos Lomelí.

Documentos públicos obtenidos por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revelan que, además de Abisalud, existen otras ocho empresas en las que han participado 11 familiares y colaboradores cercanos al Súper Delegado, mismas en las que han intercambiado puestos en los últimos años.

Estas son: Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran, Laboratorio Bioterra, Lo Vending Group, MC-Klinical, Proveedora de Insumos Hakeri y Grupo Quiropráctico del Bajío.

De las nueve compañías, las cuatro farmacéuticas que han sido reconocidas por el Súper Delegado Lomelí en su declaración 3de3, en el apartado de conflicto de interés, presentada en febrero pasado, son Lomedic, Corporativo Internacional Vigilando tu Salud, Laboratorio Solfran y Laboratorio Bioterra. Sin embargo, en todas ellas colaboran las mismas personas que aparecen en las cinco empresas restantes, en donde el Súper Delegado no reconoce tener participación.

Esas personas son su exesposa, Lourdes del Socorro Abundis Valdepeña, y sus hijos Carlos, Karla Millaray y Lourdes Saraí Lomelí Abundis; su actual esposa Karina Lucía Navarro Pérez, y los tíos de ésta, Jorge y Francisco Ramón Pérez Estrada.

En la misma condición están operadores cercanos de Lomelí como José Hiram Torres Salcedo, quien fuera su secretario particular y candidato a la alcaldía de Zapopan por Morena en las elecciones de 2018, y Juan José Soltero Meza, excoordinador de la campaña a la gubernatura en Jalisco de Carlos Lomelí.

Según consta en registros públicos de Jalisco, Nayarit y Guanajuato, consultados por MCCI, en esta red, igualmente, participan Juan Carlos Tadeo Ramírez Martínez, quien además es esposo de la diputada estatal morenista Erika Pérez García, y Journey García Islas, amigo del Súper Delegado.

Actas del Registro Público de Comercio (RPC), obtenidas por MCCI, muestran que algunos de estos personajes han llegado a figurar en el mismo mes tanto en empresas que Lomelí reconoce como propias, como en aquellas con las que no reconoce relación alguna.

Por ejemplo, José Hiram Torres Salcedo, que fundó Abisalud; a la par que dirigía esta compañía, en marzo de 2012, también era comisario de Proveedora de Insumos Hakeri y del Corporativo Vigilando tu Salud (ésta última sí reconocida por Lomelí).

Extracto de las actas constitutivas donde se revela que José Hiram Torres Salcedo simultáneamente ocupó cargos en dos empresas, una declarada en la 3de3 Lomelí y en otra no reconocida por el Súper Delegado.

De la misma manera, Juan José Soltero Meza, excoordinador de la campaña a la gubernatura en Jalisco de Carlos Lomelí, fungió como representante legal de Corporativo Integral Vigilando Tu Salud y Abisalud, entre abril y junio de 2016.

Extracto de las actas constitutivas donde se revela que Juan José Soltero Meza simultáneamente ocupó cargos en dos empresas, una declarada en 3de3 de Lomelí y en otra no reconocida por el Súper Delegado.

Y Mario Vargas Lomelí, sobrino del Súper Delegado, fue apoderado legal de Abisalud y de Lomedic en diciembre de 2018.

Extracto de las actas constitutivas donde se revela que Mario Vargas Lomelí simultáneamente ocupó cargos en dos empresas, una declarada por Lomelí y en otra no reconocida por el Súper Delegado.

Contratos públicos de empresas de esta red han sido objeto de señalamientos en el Congreso de la Unión y de autoridades sanitarias como COFEPRIS, por vender a sobreprecios o distribuir medicamento falso, respectivamente. Además, en al menos una ocasión Abisalud y Lomedic, participaron en una misma licitación por un contrato de 85 millones de pesos.

Durante la campaña electoral a la gubernatura de Jalisco, en el año 2018, Lomelí Bolaños negó en reiteradas ocasiones estar relacionado con Abisalud, eso ante acusaciones de sus opositores.

“Es totalmente falso, eso no lo tengo que decir yo porque no es mi empresa, que vayan e investiguen y citen a la empresa y a las personas señaladas”, dijo el morenista en junio de 2018, en una de las veces en que fue cuestionado al respecto.

Sin embargo, además de establecer los vínculos entre sus socios y representantes, esta investigación encontró que varias de las farmacéuticas, reconocidas o no por Lomelí, comparten domicilio.

A partir de solicitudes a archivos públicos se documentó que el excandidato compró en 2008 una finca de 162 metros cuadrados, sin número, sobre la calle Chicle de la colonia El Colli; hoy ese inmueble está marcado con el número 205. Para darse de alta ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), en 2015, Abisalud dio como su domicilio la calle Chicle y el número 205-1.

Por su parte, en junio de 2015, el Súper Delegado refirió como domicilio particular el número 205, interior dos, ante el mismo IMPI para registrar Lomedic, empresa que siempre ha reconocido como suya.

Además, la empresa MC-Klinical, fundada por su exesposa y actualmente representada por su hija Lourdes Lomelí, difundió en el padrón de proveedores de Zapopan, en diciembre de 2018, que su domicilio se encontraba también en la calle Chicle número 205, pero en este caso no especificaron algún interior.

En el mismo Registro Público de Jalisco se encontraron archivos en los que Lomelí aparece como dueño de otro lote localizado en el número 234 de la calle Chicle, justo frente a los domicilios de las empresas arriba mencionadas. En este segundo terreno se encuentran las oficinas de la empresa Lo Vending, manejada por sus hijos y fundada por él.

Los documentos del Registro de Jalisco muestran que en noviembre de 2017 Lomelí incorporó a un fideicomiso, manejado por BanRegio, dos lotes de su propiedad: predios que corresponden a los números 234 y 205 de la calle de Chicle.

La carrera política de Carlos Lomelí Bolaños comenzó en septiembre de 2015 cuando fue elegido diputado federal por Movimiento Ciudadano, cargo que ocupó hasta el año 2018 cuando compitió por la gubernatura de Jalisco. Sin embargo, pasada la elección y tras resultar perdedor, el Presidente Andrés Manuel López Obrador lo nombró delegado de la Secretaría de Bienestar.

En el año 2008 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señaló a una de sus empresas, Lomedic, por presuntos vínculos con el desaparecido cartel de los Amezcua Contreras, conocidos como Los Reyes de las Metanfetaminas; cuatro años después la eliminaron del listado. Nueve años más tarde, en 2017, la misma dependencia estadounidense ubicó a otra de sus compañías, Servicios Educativos y de Negocios, esta vez por estar presuntamente relacionada con la organización criminal operada por Raúl Flores Hernández, vinculado al Cártel Jalisco Nueva Generación.

Hasta el cierre de este reportaje, el Departamento del Tesoro no ha hecho público ningún movimiento que indique que Servicios Educativos y de Negocios ha sido removida de la investigación estadounidense.

El viernes 17 de mayo MCCI buscó a Carlos Lomelí Bolaños para solicitar una entrevista. En su oficina del delegado dijeron que preferían que se les enviara un cuestionario. Al día siguiente se hizo lo propio, y al cierre de esta edición no había respondido.

Los contratos

El 8 de abril de 2018, durante la contienda por la gubernatura de Jalisco, el entonces candidato Carlos Lomelí Bolaños prometió poner nombre y apellido a los que se han enriquecido a costa de la salud del pueblo:

“Vamos a detener ese saqueo que estamos viviendo los sistemas de salud y vamos a darle cuentas a la gente de quién fue la persona y las personas que han usado el dinero de la salud del pueblo para enriquecerse y llevárselo a los bolsillos”.

Tras declarar esto, Carlos Lomelí fue ovacionado. La campaña siguió en medio de acusaciones al morenista de que estaba relacionado con Abisalud, situación que él siempre negó.

Un par de meses después perdería las elecciones, pero Andrés Manuel López Obrador lo nombró a inicios de diciembre de 2018 Delegado de la Secretaría de Bienestar Social en Jalisco.

A la par que Lomelí comenzaba sus funciones con el Gobierno Federal, el 20 de diciembre de 2018, la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud firmaba su primer contrato con un gobierno morenista. Los Servicios de Salud de Veracruz, ya en la administración de Cuitláhuac García Jiménez, adjudicaron a la empresa Abisalud un contrato por 36 millones de pesos para la compra de medicamentos y material de curación.

Uno de los accionistas de esta empresa ha sido José Hiram Torres Salcedo, el exsecretario particular de Lomelí. En la declaración 3de3 del Súper Delegado en Jalisco no hay referencia alguna de Abisalud, aunque esta compañía es una de las manejadas por el círculo cercano del funcionario.

Abisalud fue fundada en 2009 por José Hiram Torres Salcedo, exsecretario particular de Lomelí Bolaños. Y como apoderados legales de esa compañía han fungido Mario Vargas Lomelí, sobrino del político morenista, además de José Juan Soltero Meza, quien fue el coordinador de campaña de Lomelí cuando compitió por la gubernatura de Jalisco en las elecciones del año 2018.

En junio de 2018, José Hiram Torres afirmó que había vendido todas sus acciones de Abisalud desde el año 2015. Sin embargo, en el Portal del Registro Público de Comercio (RPC) no existe algún documento registrado de manera pública que acredite su salida de la empresa.

Lee el reportaje completo aquí