Compartir esta nota

Directora de Conacyt califica fideicomisos como “corrupción”

Redacción

María Elena Álvarez Bullya, directora de Conacyt recibió más de 17 millones de pesos para financiar proyectos propios durante su carrera como investigadora en el Instituto de Ecología de la UNAM, sin embargo, ahora considera que los recién desaparecidos fideicomisos son “fuente de Corrupción”, según una nota publicada por el periódico EL Universal.

De acuerdo con una solicitud de información vía transparencia formulada por ese diario, tan solo en 2003, durante el sexenio de Vicente Fox, Álvarez Buylla obtuvo 10 millones 598 mil 714 pesos para financiar tres diferentes proyectos. Los recursos le fueron otorgados por medio del Fondo Sectorial de Investigación Ambiental Semarnat-Conacyt y el Fondo Institucional del Conacyt.

Para el proyecto “Lancandonia Schismatica: Recurso estratégico para México y Conservación de la Selva Lacandona”, recibió un financiamiento para 36 meses por un monto de 5 millones de pesos; para la investigación “Las variedades transgénicas de maíces criollos y teocintles en México”, recibió un financiamiento 2 millones 400 mil pesos para 23 meses. Y también se le dieron 3 millones 198 mil 714 pesos para un periodo de 60 meses para el proyecto “La formación de patrones y su evolución: plantas y genes Mads-box”.

Por otra parte, del informe del Instituto de Ecología de la UNAM correspondiente a 2003, se desprende que María Elena Álvarez Buylla, en el mismo periodo en que recibió el financiamiento de fideicomisos para los proyectos ya referidos, realizó una estancia en la Universidad de Uppsala, en Suecia, con goce de sueldo y una beca de la Dirección General de Asuntos del Personal Académico de la UNAM.

Álvarez Buylla obtuvo financiamiento del Fondo Sectorial de Investigación para la Educación SEP-Conacyt en tres diferentes ocasiones. En 2007, recibió  130 mil pesos para el proyecto con el cual participó en la Convocatoria de Ciencia Básica; en 2012 se le otorgaron 500 mil pesos para una investigación de 12 meses y en 2014 recibió 2 millones de pesos para el proyecto “Interacción de redes de genes Mads-Box”, para un periodo de 36 meses.

En 2015, fue el último año en que Álvarez Buylla recibió recursos de un fideicomiso durante la gestión de Enrique Cabrero al frente del Conacyt, al que la hoy directora de ese organismo ha señalado como presunto responsable de actos de corrupción.  Por medio del Fondo Institucional del Conacyt le dieron 4 millones de pesos para un proyecto de 24 meses sobre “biomonitoreos de transgenes y herbicidas en maíz en México”. En 2017, se hizo acreedora del Premio Nacional de Ciencias, galardón que recibió de manos de Enrique Peña Nieto.

El Universal solicitó una entrevista con María Elena Álvarez Buylla para abordar este tema, y pedirle una postura sobre los mecanismos mediante los cuales se apoyará a los investigadores una vez que se extingan los fideicomisos.  El diario no obtuvo respuesta.