Compartir esta nota

ANIMAL POLÍTICO (CDMX Septiembre 8, 2021).- Más de 4 millones de pesos provenientes de la retención de 10% de salarios de empleados del municipio de Texcoco, cuando Delfina Gómez era la presidenta municipal, pagaron servicios a proveedores de las campañas por la diputación federal en 2015 y por la gubernatura del Estado de México en 2018 de la actual secretaria de Educación.

Además, Grupo Mauler, uno de los proveedores que recibió recursos, es propiedad de los hijos de Higinio Martínez Miranda, actual senador de Morena y líder del grupo político de Texcoco que impulsó a Delfina Gómez en Texcoco. Mientras que otro proveedor es Luis David Miranda Gómez, sobrino del senador de Morena, Higinio Martínez.

El Instituto Nacional Electoral (INE) realizó una investigación sobre la retención de salarios que sumó más de 12 millones de pesos entre 2013 y 2015 y que terminaron en la bolsa del Grupo de Acción Política (GAP), la organización a la que Delfina Gómez ha pertenecido, liderada por el actual senador de Martínez Miranda, ambos, impulsores del Movimiento de Regeneración Nacional en Texcoco.

El Instituto sólo pudo comprobar que 2 millones 114 mil 612 pesos de esos recursos se pagaron a proveedores de Morena sin haberlos reportado a la autoridad electoral, por lo que multó al partido con 4.5 millones de pesos.

Como parte de la investigación, el INE revisó cuentas bancarias y detalló a los beneficiarios, quienes reconocieron que los cheques recibidos fueron el pago por servicios como transporte de personas, impresión de lonas y organización de eventos. Aunque se negaron a entregar los contratos, por lo que el Instituto no pudo verificar si éstos fueron a favor de alguna campaña o partido.

Sin embargo, al revisar los antecedentes de las cinco personas que recibieron los mayores montos y que suman 4 millones 279 mil pesos, Animal Político comprobó que se trata de proveedores de las dos campañas de la secretaria de Educación, Delfina Gómez.

El “INE supone, tiene indicios”, pero este dinero no fue para servicios a Morena, asegura el senador de Morena Higinio Martínez, en entrevista con Animal Político.  En este caso los proveedores fueron contratados para actividades “con fines de carácter social”, no para la campaña y son los mismos porque están ubicadas en Texcoco y es más fácil que cumplan con los servicios, dice.

De acuerdo con Martínez, senador de Morena, su partido impugnará ante el Tribunal Electoral la multa interpuesta por el INE, pues fue “dolosa y de mal gusto”, toda vez que las deducciones al salario fueron “voluntarias” y, en todo caso, dice, quien más donó, fue Delfina Gómez porque tenía el puesto más alto.

Los implicados

Luis David Miranda Gómez, secretario de Administración y Finanzas del Congreso en el Estado de México y sobrino del senador Higinio Martínez Miranda, recibió 900 mil pesos provenientes de los ‘diezmos’.

Él es dueño del Grupo Empresarial Lumeh, S. A. de C. V., junto con Ernesto Martínez Mejía, María José Martínez Mejía y Ulises Martínez Mejía –hijos del senador Martínez Miranda– dedicada a la adquisición o renta de bienes. Y también está registrado como prestador de servicios de impresión.

Recibió 159 mil pesos en noviembre de 2014 y el resto, entre febrero y mayo de 2015. En este último, también hizo servicios de impresión de lonas, dípticos y volantes para la campaña de Delfina Gómez por la diputación federal del distrito 38, según consta en los reportes ante el INE.

Sin embargo, de lo registrado por la campaña suma 402 mil pesos, menos de la mitad de los 900 mil pesos que recibió de los ‘diezmos’. Aunque durante la investigación del INE reconoció haber hecho estos servicios de impresión, no entregó los contratos; además, dijo, parte del dinero fue el pago de un ‘préstamo’.

Animal Político le solicitó entrevista, pero respondió con una nota explicando que dado que el litigio electoral continuaría en el Tribunal Electoral “no estoy en posibilidades de hacer ningún tipo de declaración para no afectar la cadena impugnativa”, pero atenderá a los magistrados electorales si lo solicitaran.

María Victoria Anaya, secretaria de particular de Delfina Gómez mientras era presidenta municipal, era la encargada de recaudar el ‘diezmo’ entre los empleados a quienes hacía firmar una lista y les entregaba un “talón” como comprobante de la cantidad entregada. Ella tuvo depósitos en su cuenta por un millón 841 mil pesos.

Francisco López Miranda, recibió 386 mil pesos, por servicios como organización de eventos como el Día del niño en Xocotlán, Texcoco, o para la “entrega de cobijas y ropa de invierno las comunidades de la zona de montaña del municipio de Texcoco”. Negó que hubiese sido contratado por algún partido, pero no entregó los contratos.

Pero en la investigación del INE también se encuentran las fotografías halladas en las páginas de Facebook de militantes de Morena donde se observan dichos eventos con una lona de identificación del partido, mientras que las cobijas fueron entregadas por personas con playeras de Morena y las bolsas también tenían la leyenda del partido.

López Miranda es dueño de la empresa Servitransportadora Turística Olmeca S. A. de C. V., misma que prestó servicios de transportación en la campaña de Delfina Gómez por la gubernatura del Estado de México en 2017, por 3 millones 604 mil pesos, mismos que Morena no reportó ante el INE, según consta en la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación del expediente SUP-RAP-152/2017.

Marcos Ramos Pidena, quien fue integrante del comité municipal de Morena en Texcoco, recibió 856 mil pesos durante 2014, periodo en el que también participó en actos “proselitistas” a favor de Morena, según consta en su página de Facebook.

Más de 305 mil pesos fueron entregados a José Víctor Magaña, de enero a mayo de 2015, pero no respondió al INE qué tipo de servicios prestó y si lo hizo para un partido político. Él también aparece como proveedor de Delfina Gómez en la campaña de 2015, por servicios de impresión por sólo 53 mil pesos. Mientras que en la elección de 2017 por la gubernatura, facturó 2 millones 842 mil pesos, aunque no fue reportado por el partido.