Compartir esta nota

 

NUEVO LEÓN, FEBRERO 4, 2021.- Una investigación de El Norte durante cinco meses descubrió dos redes para inscribir a jóvenes en el programa «Jóvenes contruyendo el futuro» y apoderarse de gran parte del dinero de las becas, encabezadas por un exfuncionario municipal y un aspirante de Morena a diputado Federal por el Distrito 4 en San Nicolás.

En este tiempo se realizaron 140 entrevistas a beneficiarios que aparecen en el padrón de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS), que encabeza Luisa María Alcalde y es la responsable de ejecutar el programa.

El monto de la beca arrancó en 3 mil 600 pesos y para este año asciende ya a 4 mil 310 pesos. Entre el 2019 y el 2020, se reporta que los apoyos beneficiaron a 1.5 millones de jóvenes, con un presupuesto que rondó los 50 mil millones de pesos, según datos oficiales de la STyPS.

Los testimonios y documentos obtenidos por El Norte revelaron que en Linares, cuyo alcalde es el panista Fernando Adame, Reyes Lucio Zurita, exempleado de la Coordinación de Desarrollo Económico municipal en la actual gestión, tejió una red en contubernio con dueños de negocios locales para dar de alta al menos a 83 jóvenes dentro del programa y así desviar los recursos federales.

Lucio ofrecía supuestos empleos a jóvenes para obtener sus datos personales y, sin su consentimiento, usaba la información para inscribirlos en la plataforma de “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

El exfuncionario incluso les retenía las tarjetas bancarias en las que se depositaba el dinero de las becas cada mes.

Una estudiante de música, de 18 años –que accedió a dar su testimonio en video bajo la condición de anonimato por temor a represalias–, relató que Lucio le ofreció trabajo tocando en un mercado y fiestas privadas por un pago de mil pesos mensuales.

Ella retuvo su tarjeta, pero Lucio la obligaba mediante llamadas y visitas a su domicilio para transferirle 2 mil 700 pesos mensuales a una cuenta. “Tiene como unos 40 ó 50 jóvenes (en el esquema)”, dijo la estudiante.

El Norte buscó a Lucio en su negocio para pedirle su versión, pero rehusó a hablar.

En Nuevo León existen 2 mil 240 empresas que funcionan como centros de trabajo en “Jóvenes Construyendo el Futuro” y se reportan 5 mil 649 beneficiarios, según datos oficiales actualizados hasta octubre del 2020.

Pese a ello, la STyPS dice tener sólo 14 inspectores para revisar el correcto funcionamiento del programa, lo que deja abierta la puerta a los desvíos, como queda claro en Nuevo León.

Talleres del fraude

La promesa de obtener un apoyo económico por acudir a talleres de superación personal fue un gancho que atrajo a muchos estudiantes, sin embargo, se trató de un fraude para robar sus datos personales y desviar recursos del programa federal en el área metropolitana de Monterrey.

Yair Omar Guerrero Ríos, quien se autodefine como un coach de desarrollo personal y actualmente es aspirante de Morena al distrito 4 federal por Nuevo León, fue señalado como el responsable de lucrar con estas becas.

El 29 de noviembre del 2019, a nueve meses de que comenzara a operar el programa, Guerrero Ríos constituyó dos empresas: Existir 360 S.A. de C.V. y B Ur Best de Monterrey, S.A. de C.V., de acuerdo con las actas constitutivas  de las que se tienen copias.

En Existir Ser 360 aparece como socia Cynthia Marlene Navarro Resendiz, quien es su pareja sentimental y también es aspirante de Morena al distrito 4 federal por Nuevo León, además compró la mitad de las acciones de B Ur Best de Monterrey, S.A. de C.V.

Ambas empresas fueron registradas al padrón de centros de trabajo que otorgan capacitación a los aprendices.

Su modus operandi consiste en ofrecerle a jóvenes una beca de mil 600 pesos al mes por acudir a talleres de superación personal que impartía su empresa Ser 360, una vez a la semana, con el argumento de que se trataba de apoyos altruistas otorgados por empresarios.

Pero en realidad el dinero provenía de las becas que otorga el Gobierno federal.

De esta forma, él se quedaba con los 2 mil pesos restantes de la beca, que en ese momento era de 3 mil 600 pesos.

En capturas de pantalla proporcionadas por la afectada a EL NORTE constan los depósitos que Gómez realizó a la cuenta de Guerrero, con los datos de la operación emitidos por el banco BBVA en donde se menciona la cuenta de retiro, de depósito, el beneficiario, el importe y la fecha en que se realizó.

La Fracción VI del capítulo Décimo tercero de las Reglas de Operación del Programa, establece que los aprendices no deben entregar dinero a los tutores.

La invitación se extendió a jóvenes en toda el área metropolitana con cupo limitado por Municipio, según la publicidad que la propia organización circulaba.

Guerrero fue contactado para conocer su postura sobre los señalamientos y aunque quedó de mandar su respuesta por escrito, no la envió.