Compartir esta nota

Redacción

Expertos y legisladores de oposición advirtieron que con la iniciativa de terminar 109 fideicomisos federales se pudiera hacer uso discrecional de esos recursos, precisa hoy una nota del diario Reforma.

Diversos analistas apuntaron que los 68 mil millones de pesos de los fideicomisos estarían bajo el control absoluto del presidente. Con la eliminación de los fideicomisos se ponen en riesgo proyectos científicos, de infraestructura y de asistencia social, entre otros.

«Los programas que sustentan los fideicomisos quedarán en una situación de incertidumbre porque las dependencias encargadas de cumplir con estas obligaciones van a depender solamente del presupuesto», opinó Sarahí Salvatierra, investigadora de Fundar.

Mario Correa, subdirector del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, sealó que con la extinción se perderán las reglas de su funcionamiento y quedará pendiente saber cómo cumplirá el Gobierno con esas metas.

En Acción Nacional subrayan que la extinción pondría en riesgo ejercicios como el Parlamento Abierto, a pesar de que la sociedad civil y especialistas demandaron conservar esos espacios, mientras que la fracción de Movimiento Ciudadano advirtió que de aprobarse la eliminación de fideicomisos se abriría la puerta para que se fomente la práctica de dádiva y castigo. «Aunque perfectibles, los fideicomisos tenían reglas de operación».

En el PRD, la coordinadora Verónica Juárez, dijo que los fideicomisos en cuestión son controlados por la Secretaría de Economía, Hacienda, de Gobernación y de Energía, y por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, y el uso de esos fondos dependen enteramente de los titulares de dichas dependencias, precisa la información de Reforma.